14 respuestas [Último envío]

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Rodri69
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 2 años 42 semanas. Desconectado
Unido: 04.02.2011

¡Qué buenas anécdotas!!!

La historia de Sonysha acerca del perro que cogía alegremente el contrarastro y se iba enfriando cuando enfilaba la buena dirección me ha recordado algo que me paso hace ya bastantes años con una mil fuegos que tenía más de sabueso que de cualquier otra cosa.

Esta perra andaba bien a la liebre, levantaba y seguía bastante bien. Al conejo también la cazábamos. Y el corzo le gustaba. El raposo no lo quería, vete tú a saber por qué. El caso es que en cierta ocasión, salí a dar una vuelta con esta perra, y un par de cachorrotes que le habíamos dejado, los cuales tenían ya un año largo. Entraron los tres perros a un pinar, y yo detrás por una estrecha senda, cuando escucho ladrar lastimeramente a uno de ellos, y al poco bajaba uno de los cachorros ladera abajo, acosado de cerca por un jabalí bastante grande. Con el primer ladrido lastimero supuse lo que era, así que tuve tiempo de cargar una bala. Disparé al bicho, y pensé que podía haberlo "tocado" Así que cundo llegó la perra vieja, traté de que siguiera el rastro. No hizo ni intención. Insistí, siguió como unos cincuenta metros, y se volvió. Volví a insistir..., ¿qué hizo finalmente???, ¡¡¡¡agarrar el contrarrastro y seguir durante un rato con unos cojones de mucho cuidado!!!!

Respecto del jabalí, lo avatieron la cadrilla de jabalineros de la zona al día siguiente, a no más de un Km., en un pequeño pinar. Efectivamente estaba herido.

 
sonysha
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 2 años 33 semanas. Desconectado
Unido: 07.10.2011

Muy buena historia RODRI69,tengo alguna parecida a esta en el recuerdo.
UN SALUDO

 
sonysha
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 2 años 33 semanas. Desconectado
Unido: 07.10.2011

Una his....para recrearnos:
Tenia yo por aquel entones,20 años y un vecino de los del pueblo,cazador de toda su vida y de los mas viejos,me regalo una perra de capa blanca con lunares en marron cruce de sabueso español x con sabuesa azul,tendria sobre 2 años.Si tú padre te la deja tener,te regalo la perra blaca,aquella que me trajo el Santanderino el año pasado,para mi es muy complicada de entender,me dijo.Previa consulta en casa con mi padre,por la tarde ya me fui a buscar la perra a casa del Herminio.Con 18 años empece cazando la raposa con los vecinos del pueblo,mi experiencia como cazador y como traillero era nula,era mi primer perro de rastro y todo me era nuevo y desconocido.Por aquella epoca empece a ir con un tio mio,a alguna caceria de jabali a tierras cantabras,La reserva del Saja,ahi fue donde me enganche con los perros de rastro y la modalidad de caza de la trailla.Copiaba todo lo que hacia aquella gente con sus perros atraillados,venia para casa y lo ponia en práctica con mi perra.Tenia todo el tiempo del mundo,vivia en un pueblo y a escasos metros del monte,despues de despachar el ganado en casa,me iba con mi perra todos los días 3 o 4 horas al monte.Enseguida me di cuenta que la perra de tonta nada de nada,que tenia mucha nariz,muy trabajadora,muy latídora y que rastro que enganchará no lo perdia,asi lloviera,hiciera sol,fuera por la mañana o a última hora de la tarde.El problema estaría en quitarle la otra caza que no fueran los jabalís ya que a la perra le valia todo que tubiera pelo.A los 4 o 5 meses ya consegui que repetará de trailla la otra caza,otra cosa era suelta eso me llevo mucho mas tiempo. A menudo me sucedia, que encontraba rastro de los jabalís y despues de trabajarlos a trailla 3 o 4 horas,la mayoria de las veces no llegaba a los jabalís donde estaban encamados,cosa que me hacia que pensar.Salia a entrenar por las mañanas y por las tardes dependiendo del día,y la perra se mostraba igual de impetuosa en los rastros.Un día del mes de Junio sali de casa con mi perra a eso de las 6 de la tarde,hacia un solo de justicia,la perra me corto enseguida un rastro de varios jabalis,los segui a trailla y la perra se mostraba como siempre sin perderles detalle y a la hora y media aproximadamente los levanto, los sigo a trailla otra hora. Lo dejo y marco el lugar donde abandono,serian las 8 de la tarde cuando deje el rastro.Al día siguiente a esa misma hora voy con mi perra al mismo sitio donde lo deje el día anterior,y sin animarla va y da el rastro con la misma facilidad del día anterior y yo con los ojos abiertos como platos y diciendome que esto no podia ser,segui a trailla con ella media hora o más y no lo perdía.Lo deje y camino de casa me iba haciendo la misma pregunta ¿ Sí, tengo una perra buena de trailla a la que le gustan los jabalis,pero de que me sirve si me da rastros durisimos,de más de 24 horas,y encima no se le nota cuando son rastros buenos de los malos,siempre late igual ? Al carajo pense yo,........iba caminando cuando pare en un fontan a beber agua,en eso mi vecino Herninio venia con el ganado y me pregunto por la perra y los progresos que hubiera hecho con ella,le conte el problema que tenía,entonces el me dijo que eso tenía facil solución ¿ Cual ? Una solucion sería que yo saliera el día antes de la cacería y intentara emplazar los jabalís ¿ Y La otra solución ? que debido a que la perra olia mucho, sería taparle una fosa nasal con un algodon y dejarle libre la otra.¿.........? .Por eso a los viejos os llaman sabios,pense yo.
UN SALUDO

 
davidtab
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 1 año 42 semanas. Desconectado
Unido: 02.02.2011

jajaja... esos perros que no se les distingue la antigüedad del rastro... es jodido cazar con ellos... como dice un amigo mío... "no soy de los que para cazar el sábado tengo que empezar con el rastro el viernes por la mañana".

Saludos.

 
El legado del lobo
(Más Libros)

70,00 €

Los Tigres de Trengganu
(Caza Internacional)

60,00 €

El raso de la viña
(Más Libros)

22,00 €