6 respuestas [Último envío]
jmgarcia
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 38 semanas 2 días. Desconectado
Unido: 26.03.2009
Casi sin darnos cuenta estamos a punto de finiquitar la primavera corcera. Muchos cazadores, ante la poca actividad que demuestran los 'duendes' en los espacios abiertos a partir de estas semanas, empiezan a abandonar el campo y esperan que el calor veraniego y el celo de la especie vuelvan a deparar, entre mediados de julio y primeros días de agosto, oportunidades de lance. Sin embargo, de un tiempo a esta parte algunos cazadores cuestionan los recechos y aguardos durante el celo amparándose en unas razones que, si bien respeto, no comparto en absoluto. Personalmente me declaro partidario de cazar el corzo -también el venado, el jabalí, el macho montés...- en cualquier momento, siempre que éste se encuentre enmarcado en el periodo hábil establecido. Creo que son muchas las cortapisas que nos imponen para poder practicar con normalidad nuestra afición, así que tratar de dilapidar nuestras propias conquistas venatorias me parece peligroso. Ni por 'estética' ni por 'ética', conceptos éstos subjetivos y que descansan en el yo cazador de cada uno, deberíamos dejar de cazar corzos en celo. Es una caza intensa, difícil en buena medida, en mi opinión nada perjudicial para la salud de nuestras poblaciones corceras y sin la cual muchos cazaderos no podrían ver cumplidos sus cupos de abates de machos. Me parece respetable que haya aficionados que dejen de cazar el corzo durante el celo, como también respeto la opción de aquéllos que voluntariamente deciden retrasar la apertura una quincena o un mes respecto a la fecha oficial para que todos o casi todos los machos estén 'limpios'. Eso sí, que se invite a la reflexión y se trate de prohibir una caza legalmente aceptada me parece un despropósito. Seamos un poco responsables y confiemos los unos en los otros, pues todos, sin excepción, queremos lo mejor para el corzo. Además, a los que opinan que esta modalidad es ventajista y contraproducente para el buen manejo de la especie, ¿no les parece igualmente ventajista la caza en abril, cuando todos los animales se encuentran en siembras y praderas? Al igual que en el celo nos aprovechamos de la sexualidad de la especie para su caza, en este caso, en abril y principios de mayo, nos aprovechamos de sus perentorias necesidades alimenticias para de la misma darle caza. Teniendo unos cupos corceros adjudicados normalmente a la baja, para mí lo más sensato es que nos dediquemos a practicar una caza seria y responsable, con independencia de las fechas en que llevemos ésta a cabo. Si no confiamos en nuestra madurez como cazadores y damos carta de naturaleza a tendencias como ésta, lo normal es que más tarde o más temprano también se cuestionen modalidades como el rececho de venado en berrea, el de gamo en ronca o el de machos monteses, rebecos y muflones en celo.
 

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
rramirez
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 9 años 45 semanas. Desconectado
Unido: 27.03.2009
El problema, y cada vez estoy más convencido, es que en nuestra sociedad se ha impuesto aquello de ser lo más ético y purista posible. Dentro de ello, claro, el no cazar en época de celo el corzo; y fuera de la cinegética, cualquier cosa nos parece mal si no responde a una ética predefinida. Pero, a veces, eso puede hacernos caer, como bien dices, en errores y absurdos que no hacen sino dar marcha atrás a cosas logradas con años de esfuerzo. A veces pienso que cuanto más "limpios" somos, más inútiles nos hacemos...
 
Santiago Segovi...
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 6 años 4 días. Desconectado
Unido: 15.06.2009
Querido José María: Después de leer tus palabras me gustaría puntualizar algo. De ética, de estética y de posible ventajismo no voy a hablar porque como bien dices eso es muy personal de cada cual, y lo que a uno le puede parecer poco ético o muy ventajista, a su vecino le puede parecer muy ético o poco ventajista. Sin embargo, si me gustaría considerar algo que normalmente se esgrime para defender la caza del corzo en celo y que creo que es erróneo. El hecho de que otros ungulados se cacen en período de celo no debería implicar el acomodar la misma norma con el corzo, porque las peculiaridades del celo del corzo y su alcance en la biología y organización social es muy distinto a lo que se puede dar en los demás. El corzo es un animal cuyas hembras, por un determinado proceso adaptativo en su evolución, son animales que están en celo durante muy pocas horas, por lo que la hembra tiene que tener muy bien decidido y localizado el macho, de entre todos sus vecinos, que va a cubrirla –de ahí el comportamiento territorial de los mismos, que ayuda a ser fácilmente localizados una vez llegado el momento de la cubrición- por lo que eliminar ese animal justo en ese momento hace peligrar que la hembra pueda ser cubierta por un macho sustituto, ya que podría ser posible que no lo encontrara al fallar la presencia del, por así decirlo, galán titular. Por ello, todo aquel que se disponga a cazar en este tiempo ha de valorar seriamente esta posibilidad. Pero no se me vaya a interpretar mal. En la naturaleza los predadores no entienden de épocas de celo de sus presas, ya que tienen que comer en cualquier tiempo, por lo que pensar que de ninguna manera se debería cazar en celo es algo que no corresponde con el sentido último de las cosas; y es que cazar no es más que una forma de predación, pero eso sí, ejecutada por un ser racional, que tiene un cerebro para elaborar sus acciones y argumentarlas adecuadamente, y que además no necesita la carne para comer de forma tan imperiosa. Santiago Segovia Pérez
 
rlapena
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 6 años 2 semanas. Desconectado
Unido: 26.03.2009
Bienvenido al foro Santiago! Habiendo leído tus palabras, me entra una duda. Si, como dices, cazar un macho en época de celo (y da la casualida de que nos llevamos a casa el que tenía "fichado" la hembra) puede acarrear problemas como el que nos cuentas, ¿qué solución se podría adoptar, una moratoria de su caza en ese periodo -un paréntisis por así decir-, o restringir en dicho periodo la realización de recechos a un número muy reducido?
 
Santiago Segovi...
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 6 años 4 días. Desconectado
Unido: 15.06.2009
Querido Ramiro: Más o menos he dejado entrever lo que a mí me puede resultar ser la solución. El cerrar la caza en ese período es algo que ya comenta nuestro contertulio José María, y estoy de acuerdo con él en que las prohibiciones no me gustan, entre otras cosas porque cuando se establecen es muy dificil quitarlas. Para mí la solución sería algo que también intuyes tú, y es tratar de imitar a la naturaleza. Los predadores trabajan todos los días del año, pero sus efectos no son contundentes como lo pueden ser los de los humanos pradando, porque un humano tiene una capacidad predadora muy superior, sobre todo a efectos de la dimensión de la mortandad que puede causar. Por ello si limitamos la caza en celo a esos ejemplares ya muy reviejos, en el ocaso de su vida, cuyo número no es muy alto, y que además son extremadamente dificiles de capturar en otras circunstancias, haremos un bien y la medida no será muy impactante para la población. Téngase en cuenta que un número sorprendentemente alto de los ejemplares de corzo que se abaten no supera los 3 o 4 años de edad, siendo su porcentaje superior al 90 o 95 %, por lo que estos ejemplares que han conseguido superar esa barrera de edad normalmente pasan desapercibidos y mueren de viejos, predados o simplemente por deterioro de su estado físico al llegar el invierno, por su desgastada dentadura que les impide alimentarse correctamente. Santiago Segovia Pérez
 
rlapena
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 6 años 2 semanas. Desconectado
Unido: 26.03.2009
Estoy de acuerdo con eso de que si se prohíbe, luego es difícil que se quiten (sobre todo viendo la deriva de las administraciones), Y desde luego, la solución de limitar la caza en ese tiempo a los individuos viejos podría ser viable, aunque me temo que habría que convencer a un buen número de personas. R.Lapeña
 
sergi
Usuario desconectado. Visto por última vez hace 1 año 21 semanas. Desconectado
Unido: 13.08.2009
Muy buenas compañeros! Yo creo que el corzo en verano es igaulmente dificil durante toda la epoca veraniega lo que si que es verdad es que en la epoca de celo quizas, ves mas machos grandes que en meses anteriores, pero tambien debemos destacar, que en la epoca de celo, que un macho se quede quieto en un sitio desde que es avistado, hasta poder ponerte a tiro es casi un milagro, haceindo que la caza en periodo de celo sea mucho mas facil en el tema de avistamiento, y mucho mas dificil en el tema de acercamiento y tiro pues , generalmente los machos no paran quietos como en meses anteriores, y cuando abandonan el bosque lo hacen para pastar a marchas forzadas y correr detras de una hembra sin dar tiempo a llegar a la zona de tiro. Este verano he cazado 3 corzos , 1 en abril, el otro en mayo, y este ultimo a finales de julio, y realmente el que me ha costado mas ha sido el ultimo, pues cada dia que salia veai muchos de ellos , pero era muy dificil poder llegar a dispararles puesto que ahora estaban aqui y en 3 minutos cojian camino y para otro lado.... Saludos compañeros!
 
El raso de la viña
(Más Libros)

22,00 €

28,00 €

El legado del lobo
(Más Libros)

70,00 €

129,95 €

89,95 €

95,00 €